Ganadores de la evidencia 9...


Tras una larga espera, el jurado de El libro del tiempo ha decidido que los puntos de la última evidencia se repartan entre el equipo BETA (con una gran aportación en forma de redactado) y el equipo DELTA (con una gran tarea planteada).

¡Felicidades a ambos equipos!


Contenidos del trimestral

En el control trimestral de este primer trimestre entran los siguientes contenidos:


- Funciones de Propp

- Analepsis

- verbos Pronominales

- Complementos de régimen verbal (CRV)

- Vocabulario

- Ortografía

     - Porque / porqué / por qué / por que

     - Diálogos

     - Signos de puntuación

     - Acentuación


Os recomendamos encarecidamente que os leáis, de nuevo, la historia de El libro del tiempo.


Evidencia 9 (Edición especial)

Descarga
Presentación en blanco Evidencia 9.pptx
Presentación Microsoft Power Point 1.2 MB

Ganadores de la evidencia 8... y extra

Felicidades al equipo ganador (Clara Rincón, Álvaro Giné, Elsa Hernández y Laura Manglano) por este redactado que, al tiempo que nos acerca a Andrea nos presenta a un nuevo y enigmático personaje: John Mistery.

¿Qué secretos guardará tan extraño anciano? ¿Por qué se encontraba secuestrado junto a Andrea? ¿Por qué lo han dejado atrás?

Atentos todos al vocabulario empleado y que hemos remarcado en rojo.

Marcus no se lo podía creer, estaba atónito. Su mente no podía procesar aquella información, era demasiado. Una sensación de rabia se apoderó de él, << ¿dónde podría estar?>> Se sentía tan culpable por todo lo sucedido.

En ese instante, un rayo de sol se filtró por una de las estrechas rendijas del antiguo ventanal y se reflejó en la misteriosa mancha llegando así a los ojos de Marcus. Estupefacto, atisbó la borrosa imagen del fino rostro sonriente de Andrea plasmado en la rojiza mácula. Marcus se ruborizó mientras un cosquilleante escalofrío recorría su espina dorsal, tenía una necesidad imperiosa de protegerla.

Súbitamente ella cambió de expresión; su cara ya no irradiaba la misma felicidad, ahora su rostro era apenado y parecía como si quisiera mencionarle algo. Sin embargo, Marcus no percibió su susurrante voz pues solo gesticulaba. Al cabo de un rato intentando comprenderla, entendió lo que quería decir: gírate. Así lo hizo, pero al darse la vuelta solo vio unos vetustos estantes con un montón de libros amontonados. No entendía nada, ¿por qué tenía que girarse? A lo mejor no lo había entendido bien, se volvió para ver si seguía repitiendo aquella palabra pero Andrea ya se había desvanecido. No se paró a pensar ni un segundo, se dirigió apresuradamente hasta aquella antigualla y empezó a buscar. Después de unos largos diez minutos de búsqueda fallida, Marcus dio un respiro y notó una mirada penetrante. Se sentía observado. Levantó la mirada y se cruzó con la de David que lo miraba estupefacto. Marcus lo apremió a seguir buscando. Fue entonces cuando David, sorprendido, le preguntó qué le ocurría. Marcus comprendió que solo él había visto lo sucedido. Se lo contó a David, quien lo escuchó incrédulo y asombrado. A pesar de no haber visto la mancha supo exactamente dónde buscar. Se aproximó a la antigua biblioteca e indagó detenidamente. No tardó mucho más de diez minutos en coger un libro de tamaño familiar; lo abrió y analizó su contenido puesto que las páginas estaban abarrotadas de símbolos incomprensibles. Al pasar unas cuantas páginas, un chirriante sonido retumbó en sus orejas. Observaron perplejos cómo se movían aquellos estantes, dando paso a un largo pasillo compuesto por un par de antorchas que lo iluminaban. No se lo podían creer, demasiados hechos chocantes en un mismo día. Marcus vencido por la curiosidad, se aventuró a entrar en aquel secreto pasaje. David, preso del pánico, admiró la valentía que transmitía aquel joven, cada vez se parecía más a su padre.

Este, vacilante, se limitó a seguir los pasos de aquel tozudo y osado joven. Giraron varias veces por los angostos pasadizos, que poco a poco se iban haciendo más tenebrosos. Después de un largo rato intentando hallar el fin del eterno pasaje, ya se estaban empezando a agotar, pues el libro que cargaban pesaba demasiado. Vieron una tenue luz que iluminaba el final del trayecto. Corrieron hasta llegar a la supuesta salida, era una habitación amplia. Unos símbolos incomprensibles, ocupaban las altas paredes de la sala. A la izquierda había una parihuela cubierta con una fina frazada de un material que ellos desconocían. Delante había una gran puerta roja que no llamaba mucho la atención. Arrinconado, un desmedido pupitre, en él varios manuscritos, como el que sostenían en las manos. Estaban repletos de ideogramas indescifrables, unas balanzas que estaban niveladas, porque en ellas no había nada, un mortero y diversos insólitos brebajes. Haciendo esquina una gran hoguera que desprendía chispas. En el centro un ingente pedestal de mármol, en el que yacía un libro parecido al causante de todo lo acontecido. Pero lo que más llamaba la atención era el anciano que se hallaba al lado del libro, estaba atado a un sitial añejo, en el medio se encontraba el signo, ya conocido como el de George III, rey de Arcadia. Al ver a aquel pobre hombre de barba blanca, atado a aquella silla. Corrieron a ayudarle. ¿Qué diantres hacía aquel hombre atado? Se preguntó Marcus. Lo desataron y sin aguardar esté empezó a hablar:

− Gracias… Por cierto, ¿cómo habéis llegado hasta aquí?− Su voz era áspera.

− Pues mire… −empezó diciendo David− Le diré la verdad, fue una coincidencia.

− No− dijo Marcus sin mediar. – No fue una coincidencia. En realidad yo vi a mi amiga, bueno una imagen, reflejada en una mancha que creíamos ser su sangre, pero no estoy muy seguro de que lo fuera. Bueno entonces ella me dijo que girase y así lo hice, pero como solo vi una librería no pensé que fuese importante así que me volvía a girar, pero ella… ya no estaba.

− ¿Te refieres a una niña de cabellera rubia y ojos de un tono verdoso?

− ¡Sí! La ha visto, la estamos buscando− dijo intrigado.

− Pues estaba aquí hace un momento pero unos hombres vestidos con unos extravagantes ropajes se la han llevado a un carruaje. Después me han atado a esta silla y a continuación ustedes han llegado.

− Maldita sea. – Dijo David entre susurros. − ¡Han sido ellos! Vamos a recoger todo lo que necesitéis porque vamos a encontrar a Andrea.

− Perdone, ¿cómo se llama? – Dijo Marcus intentando adaptarse a su época.

− Soy John, John Mistery.

 

El hombre abrió el gran cristal que resguardaba aquel gran libro y lo retiró cautelosamente y entonces se pudieron ver las letras grabadas en la portada: El libro de los hechizos

 


Por otro lado, no querríamos desmerecer el trabajo realizado en la elaboración de la pista del grupo de ESO 1 D. Ha sido la más original y muy trabajada, por lo que el jurado ha decidido otorgarles 0'5 puntos. Felicidades.


Marcus y David estuvieron observándolo todo con detenimiento. Al lado de uno de los jergones había un escritorio sobre el cual se hallaba un pergamino añoso y polvoriento. Al desplegarlo, vieron unos símbolos:


Ξ ΞΩ∅ Ξ £ ∝ ⊗†א ΞΩא Ξ ⊗ Ѿ∅ Θς ∅҉ Ξ ♣א† †א


† Ξ Ѿ Ψ∅Ψ ΞΩ∅ Ѿ∅ΨΩ∅.


Ξ ⊗ ҉ςΞѾ∅ † ς ΞΩΨ∅ ∅∑ ∅ אΞ ⊗Ѿא⊗ΩΨ∅ Ξ, ΞΩ∅ 


∅† ⊗∅⊗δ∅ Ω ⊗†Ψ⊗ Ξ Θς Ξא£ςѾ א⊗∅Ψ:


⊗ΩΨ Ψ∅ΞѾאΞ ∝ ♣∅Ψ ς ∅Ξ ♣א† Ξ ∅££∅Ψ, ∅ ς ΞΩΨ∅ 


∅∑ ∅ ∅⊗†Ψ ∅ Θς ⊗א א∝ ∅ ∑∅Ω∅Ψ.


Texto ganador de la evidencia 7...

Felicidades al Equipo Gamma por la consecución de esta evidencia. El texto ganador, de Sara Comella, Marta Fraile, Manel de Navasqüés y Daniel Martín es el siguiente. Estad atentos porque el uso del vocabulario es excelente.

 

‹‹Hoy me he levantado aturdido a causa del bochorno que hacía. He buscado el lado frío de la cama con los pies, enterrados entre sábanas. De repente, me ha parecido tocar a alguien… Una bella dama ataviada con un camisón rosa dormía plácidamente junto a mí. Asustado o simplemente desconcertado, miré a mi alrededor donde encontré, posada en una mesita auxiliar, una colorida ilustración donde la misma rubia dama que ahora dormía, se mostraba sonriente portando a una recién nacida en brazos. Junto a lo que parecía un cuadro a menor escala, atisbé un libro que me resultaba un tanto familiar. Entonces leí: El libro de los hechizos. De pronto lo recordé todo: los infinitos bosques, las rocosas montañas y las portentosas fortalezas y castillos… Días atrás, yo, Magnus Foster el Gran Mago, había sido injustamente desterrado de Arcadia. Todo fue por culpa del desalmado Sr. Vlad, un consejero real un tanto cobista hacia el rey, que me había exigido clandestinamente crear una fórmula mágica capaz de hacer desaparecer al rey George III dejando así el trono desocupado. Pero me negué rotundamente ya que no quería traicionar al sabio hombre que tantos deseos me había concedido. Así que mintió al rey y me acusó de conspirar contra él y me confinaron a este extraño lugar alejado de Arcadia. Y de ese modo llegué a lo que había estado siendo un ignoto lugar.

 

Ya se ha puesto el sol. Hoy he tenido que lidiar con el desconcierto que me provocaba no conocer a las personas que, en cambio, sí parecían tener conocimiento de mí. En la nueva familia en la que hogaño vivo se encuentran una curiosa niñita llamada Andrea y mi esposa Sarah.

Me he encontrado a mí mismo considerando la posibilidad de que jamás pueda volver al soberbio feudo del que provengo y, finalmente, he conseguido aceptar mi nueva vida y perecedera vida mortal. Aunque un día me vengaré y haré saber a todo humano de la existencia de Arcadia.››Acabó de leer Andrea.

 

La destartalada puerta de la sala donde se encontraba sonó con insistencia, pero Andrea estaba absorta en sus pensamientos y fue incapaz de percibir el reiterado sonido.

‹‹Entonces… A mi padre le han internado porque delató al señor Vlad confirmando así que un mundo desconocido para los humanos existe. ¡Creyeron que estaba enloqueciendo y que había caído en las garras de la vesania!›› Cavilaba ella.


De repente, la puerta se abrió e hizo que a Andrea se le disiparan todas las conjeturas de la mente. No le dio tiempo a reaccionar porque estaba completamente paralizada y tampoco pudo vislumbrar el rostro del corpulento hombre que ahora la asía por el antebrazo, pues llevaba una capucha que le cubría la faz. En un instante de incontrolable ira, Andrea empezó a vociferar e intento desasirse de aquel hombre, pero finalmente comprendió, recordando la cita favorita de su profesora de literatura: “lo supremo en el arte de la guerra consiste en someter al enemigo sin darla batalla” y, por lo tanto, hoy no habría pugna.


Fin de la temporada 1

Y los ganadores son...

La ruta del Viajero

El rey, tras la justa literaia, les hace entrega, a Marcus y Andrea, del viejo diario de El Viajero. Este documento, escrito doscientos años antes, relata las vivencias de un hombre que recorrió buena parte del mundo conocido...

 

Nuestros alumnos de 1º de la ESO se enfrentan, esta semana, al reto de recrear el famoso diario con los lugares que imaginarion la semana anterior así como decidir la ruta que tomó el misterioro viajero hace más de dos siglos. Estamos deseosos de leeros. ¡Buena suerte!

 

Mapa de...

Evidencia 5 ganadora

Queridos alumnos:

Sabemos que estáis felices porque hemos retomado El libro del tiempo. El jurado recibió con agrado vuestras cartas donde prometías tomaros más en serio las cuestiones formales como el cuidado de la ortografía, la presentación y aquellas actividades menos lúdicas pero igualmente importantes para el desarrollo de la historia.

 

A pesar de esta alegría general, ha habido un par de clases que han recibido una amonestación que ha supuesto que perdieran una de las sesiones de la semana y que el tiempo para adelantar en clase la evidencia 5 fuera menor. No obstante, algunos de los alumnos han decidido adelantar en casa el trabajo y entre ellos está el equipo ganador formado por: Marta Fraile, Carmen Moro, Álvaro Esteve y Luis Alberola de 1ºESOC.

¡Enhorabuena!

Ahora bien, el jurado quiere matizar que el castigo por haber tenido una amonestación será que el equipo gamma no recibirá un punto sino la mitad.

 

Atentos al texto lírico que han creado:

 

 

Querido amigo, tú iluminaste el camino por el que partí

por eso, cuando me necesites, estaré junto a ti.

Ya no recuerdo lo que es el enfado,

porque le has puesto color a lo olvidado.

 

Todo ha cambiado, la última lágrima que por ti ha caído

aún no ha acabado su recorrido.

Por esa mejilla que tan bien sabías sonrojar,

se desliza como una estrella fugaz sin par.

 

Querido amigo, y nada más que amigo,

ahora otra pluma reescribe mi destino.

Otros ojos mi última lágrima han conseguido secar

y otro corazón me sabe y me sabrá amar.

 

Lírico o fábula

Durante la semana, los alumnos se han enfrentado a un poema lírico y una fábula (cada grupo de trabajo tenía unos distintos), resumiéndolos, analizándolos y recitándolos. Se les pidió, a su vez, que decidieran cuál les gustaba más y, tras hacer un recuento de todo primero de secundaria, la tipología preferida ha sido... el poema lírico.

La decisión ya ha sido tomada  y afectará al transcurso de nuestra historia.

 

Evidencia 4 ganadora

El jurado ha decidido que la evidencia ganadora debe ser la realizada por Liam Costello, Marc Pascouau, Guillem Torres y Denise Brieva de 1ºD. Una de las razones por las que ha sido seleccionada es la calidad de los dos textos que se debían presentar; el diálogo con el guardia y los requisitos para escribir un diálogo. Este grupo ha entregado las dos redacciones sin errores de ortografía y con una presentación impecable. ¡ENHORABUENA!

 

— ¿Qué diantres hacéis aquí?

─ Emmm… Verá… Venimos a… ─contestó Andrea sin saber qué decir.

─ Venimos a la justa literaria─ aclaró Marcus.  

— De acuerdo… dijo el guardia no muy convencido– Pero, ¿por qué vais vestidos de una manera tan peculiar? En esta ceremonia visten todos muy elegantes.

Es para representar nuestra historia dijo Andrea.

¿Y por qué habláis con un acento tan extraño?

Andrea miró a Marcus desorientada e instintivamente él supuso qué responder.

Venimos de América.

¿América? ¿Qué lugar es ese?

Marcus y Andrea se quedaron en blanco durante unos segundos al darse cuenta de que América aún no había sido descubierta.

Es un pequeño pueblo de Italia –dijo Andrea de repente.

─ ¡Ah, los italianos siempre tan extravagantes!

¡Qué lista, nos has salvado! –susurró Marcus al oído de Andrea.

Decidme vuestros nombres por favor.

Andrea Foster y Marcus Edgar –contestaron al unísono.

¿No serás pariente del famoso Arthur Edgard, verdad?

Marcus se quedó paralizado al oír el nombre de su padre.

¡Es su padre! –Dijo Andrea con ilusión- ¿Es famoso? ¿Está vivo? ¿Está aquí?

Andrea no pudo contener su excitación, mientras Marcus seguía estupefacto.

¡Pues claro que está vivo! ¿Por qué no habéis dicho antes que era tu padre? ─Dijo el guardia dirigiéndose a Marcus.

  Sois bienvenidos, adelante terminó el guardia, ignorando las demás preguntas de Andrea y haciéndose a un lado para dejarles pasar.

  Andrea tiró del brazo de Marcus y, al fin, este reaccionó mientras caminaban por un largo pasillo.

 

Evidencia 3 ganadora

Control del capítulo 1

Hoy se realiza el control del capítulo 1. El alumnado deberá crear una descripción (física y de carácter) de un personaje —cada equipo tiene asignado un personaje: Sandra, Arthur o David— y describir un espacio asignado a cada uno.

El mejor de cada equipo será introducido en El libro del tiempo.

 

¡Buena suerte a todos!

 

 

Veredicto de la Evidencia 3

Esta semana, el juego os había dado la tarea nada sencilla de escribir una noticia sobre la misteriosa desaparición de Arthur, Raúl y David Lane. El jurado ha quedado gratamente sorprendido de las grandes dotes detectivescas que hay en primero de la ESO y considera que algunas de vuestras pesquisas hubieran sido dignas contrincantes de las del mismísimo Sherlock Holmes.

 

El jurado quisiera remarcar que era muy importante seguir con exactitud las consignas dadas para redactar una noticia digna de la portada de un periódico y que, en algunos casos, el hecho de no conseguirlo ha penalizado. Ahora bien, no es fácil ser un buen periodista y os alentamos a releer el documento que tenéis colgado en la AGENDA.

 

Asimismo, observamos que son muy pocas las redacciones que consiguen el mérito supervisor. El jurado os pide encarecidamente que consultéis los diccionarios con más frecuencia y sobre todo que evitéis los errores ortográficos que ya se han trabajado en el primer trimestre.

 

Por último, pero no por ello menos importante, el jurado ha determinado que el equipo ALFA merece ser el ganador de la tercera evidencia. ¡Enhorabuena a Alma Costa, Oscar García, Anna Li y Laura Llorens!

 

Pero... no hemos terminado con la noticia; quedan unas últimas cosas que hacer y por ese motivo no colgaremos, aún, el texto ganador.

 

 

Desafío 3: Al otro lado...

Marcus y Andrea han encontrado un recorte de periódico con una misteriosa noticia sobre la desaparición de Arthur, David y Raúl pero... ¿qué hay al otro lado de la noticia? Si giramos el recorte, en la parte de atrás, debe haber otra. ¿Te encargarás de crearla?

 

Datos del desafío

 

Fecha límite: Lunes 10 de febrero a las 17:00

Modalidad: Calidad e individual. Ganará la mejor.

Atención: Recuerda que tienes colgada, en la sección "Agenda", la ficha 4 que trata sobre cómo crear una noticia.
Puntuación: El equipo que aporte la mejor noticia ganará 1 punto.

Entrega: Se puede enviar la respuesta por email al correo de "El libro del tiempo" o en mano el próximo lunes.

 

¡Control a la vista!

 

La última sesión de esta semana que viene (semana del 3 al 7 de febrero) tendremos un control. Para afrontarlo con las máximas garantías posibles os recomendamos leer y releer la historia de Marcus y Andrea así como, también, los veredictos del jurado, colgados en la web, y las fichas de teoría que podéis descargar en la sección de "agenda".

Veredicto de la Evidencia 2

El jurado está muy satisfecho del nivel de las evidencias de esta semana porque habéis cuidado los detalles en las descripciones del desván. Se nota que habéis comprendido que la descripción de los espacios debe vincularse a la personalidad de los personajes que los ocupan y que la aparición de una nevera vacía o unas flores artificiales no son una casualidad sino que el narrador nos lo cuenta por algo. También debemos felicitaros por haber mejorado la presentación y la ortografía: ¡seguid así!

Esta semana el jurado ha tenido serios problemas para decidir cuál sería la evidencia ganadora puesto que dos de las redacciones finalistas eran brillantes casi por igual (esta vez las mejores sí estaban en la ronda final y, por lo tanto, no existe Evidencia Fantasma). Finalmente, otorgamos el premio a la descripción presentada por: Álvaro Pérez, Raimon Chico, Claudia Chocarro y Max Puig de 1ºESOB. ¡ENHORABUENA!

 

Abrió la puerta y un escalofrío le recorrió la espalda. Su madre decía que el desván era un lugar de trastos viejos, pero pronto iba a descubrir algo más que un lugar abandonado. En seguida notó que una fina capa de polvo recubría los muebles viejos, corroídos por la carcoma. El dominante color marrón de los muebles reinaba en aquel desván frío, únicamente alumbrado por una pequeña ventana situada en un extremo de la habitación. Aquel ligero olor a humedad contrastaba con el dulce olor del perfume de Andrea.

 

Al observar detenidamente aquel lugar, su mirada se detuvo en seco al ver un escritorio de madera de roble que curiosamente no estaba cubierto por el polvo. Aquella mesa relucía con un brillo increíble por el abundante barniz. Sobre el escritorio se encontraba una caja alargada de color verde apagado. Justo al lado, Marcus vio un viejo tintero junto a una pluma mojada de un color lila oscuro tendida sobre la mesa.

 

De repente, vio que Andrea cogió una fotografía donde salía toda la familia. Marcus se alegró al verse de pequeño. Al eliminar una diminuta mota de polvo se extrañó al ver un rostro desconocido pero ligeramente familiar. Aquel niño se parecía a Marcus, pero tenía un toque de maldad que se reflejaba en lo tenso de su postura. Marcus se fijó en todos los detalles de aquel muchacho y se le heló la sangre al pensar que podrían ser hermanos.

 

Andrea dejó la fotografía y Marcus giró su cabeza hacia el fondo de la estancia; allí fue donde descubrió un baúl con unos signos que parecía reconocer.

 

Desafío 1: Vencedores

Bibliocronitos y bibliocronitas:

El jurado tenía varias descripciones excelentes entre las que elegir, pero ninguna de las candidatas se ha ajustado del todo a los requisitos del concurso. Los textos de los desafíos tipo tweet deben ajustarse a la extensión y no deben contener ninguna falta. ¡Tenedlo en cuenta la próxima vez!
Finalmente el premio ha quedado repartido:

  • Laura Manglano, Claudia Chocarro y Ariadna Cebollero han conseguido media evidencia para el equipo Beta gracias a una original y concisa descripción de un dragón mitológico de jade. Sin embargo, la falta de pulcritud en su entrega les ha impedido obtener el punto entero. 0,5 puntos para el equipo BETA.
  • Denise German no ha conseguido el punto entero por superar la extensión demandada y mezclar tiempos de presente y de pasado, lo cual supone un pequeño defecto de oradora. Sin embargo, estrena el casillero del equipo DELTA con una descripción inteligente e inquietante que ha cautivado nuestra imaginación que les otorga 0,5 puntos.

 

Desafío 2: la caja

En vuestras descripciones del desván de la casa de Marcus aparece siempre una caja alargada. Veamos qué tiene de especial...

 

Marcus agarró la caja. Era de madera clara, muy pulida. Parecía hecha a mano, de laborioso trabajo, con incustraciones y detalles tallados en los extremos. No media más de un palmo de largo y, al cogerla, Marcus comprobó que pesaba muy poco; casi como si estuviera vacía... Pero no lo estaba: en su interior algo resonaba al moverla, algo metálico.

Intentó abrirla, pero un extraño mecanismo parecía bloquear una lengüeta soldada a la tapa. Dicho mecanismo lo componían nueve piezas giratorias que mostraban, en cada una de las posiciones, una letra distinta del alfabeto. Sobre ese mecanismo, apenas se podía leer la siguiente inscripción:

¿Podrá Marcus encontrar la palabra que abre la caja?

 

 

Datos del desafío

 

Fecha límite: Lunes 27 de enero a las 17:00

Modalidad: Cantidad. En este desafío lo importante no es la velocidad o la calidad: lo importante es el número de alumnos que lo resuelvan.

Descripción: Para dar el desafío por superado y conseguir que Marcus y Andrea abran la misteriosa caja, un mínimo de diez alumnos deberán encontrar la palabra que responde al enigma e inventar un enigma similar cuya solución sea el nombre de uno de los dos protagonistas.
Puntuación: El equipo o equipos que aporten más soluciones ganarán 1 punto.

Entrega: Se puede enviar la respuesta por email al correo de "El libro del tiempo" o en mano el próximo lunes.

 

 

Veredicto de la Evidencia 1

En esta Evidencia 1 nuestros alumnos y alumnas debían crear un nuevo personaje, para acompañar a Marcus en su aventura, centrándose en su descripción física y de carácter. Muchas y muy variadas fueron las propuestas pero solo una podía integrarse en la historia.

 

En primer lugar, el jurado quiere felicitar a todos los participantes por su alto grado de implicación y entusiasmo. También estamos contentos porque habéis conseguido generar en clase un clima de trabajo y respeto. Sabemos que trabajar en grupo no es sencillo; escuchar las ideas de los demás y argumentar por qué nos gustan o no, sin ofender, puede ser complicado, como lo es también intentar convencer a los otros de las nuestras, sin gritar y/o enfadarnos. 

 

En segundo lugar, estamos muy satisfechos con la calidad de la mayoría de las redacciones y esperamos que en las siguientes sesiones sigáis trabajando así o ¡mejor!

 

Por último, damos la enhorabuena a la clase ganadora de la primera evidencia: ESO 1C y, especialmente, a los alumnos Marta Fraile, Ignasi Guerrero, Jordi Gener y Pol Gil, autores del texto ganador. El jurado decidió que esta redacción era la mejor puesto que reunía todos los requisitos que debe tener una evidencia ganadora: información bien organizada, calidad narrativa, buena ortografía y uso del vocabulario.

 

—¡Hola Andrea! Pasa, por favor— dijo Marcus.

—Gracias Marcus, ¿qué tal estás?

Por la puerta entró una chica alta y guapa. Tenía un pelo rubio precioso, pero siempre lo llevaba recogido para no llamar la atención. Sus ojos eran verdes, como el verde que los campos echan de menos en invierno, pero como su mirada era huidiza, resultaba difícil percibir su belleza.

 

Curiosamente, todos decían que Andrea era una chica muy tímida e introvertida. Estaba claro que no eran capaces de ver en ella lo mismo que Marcus. Desde hacía unos días, Andrea estaba acomplejada porque su padre volvía a estar interno en un centro de salud mental. Todos en el colegio lo sabían, así que ella deambulaba por los pasillos encogida, tratando de esquivar las miradas críticas de los demás.

 

A pesar de sus malas notas, era una chica muy lista e independiente, pero como era tan cerrada los chicos no se daban cuenta de ello: solo Marcus la consideraba una chica muy simpática y dulce. Andrea adoraba cantar y así era como se desahogaba y expresaba sus sentimientos, pero como podréis imaginar, solo se atrevía a hacerlo delante de Marcus, así que él era el único que podía escuchar su voz angelical.

 

 

Decididos los vencedores aún quedan por repartir los méritos de cada evidencia. ¡Suerte a todos!

 

 

Evidencia Fantasma

El jurado, tras leer todas las redacciones, considera que, de haber entrado en competición todos los trabajos realizados por el alumnado, el vencedor de dicha evidencia sería Valentina; texto escrito por Jose Luís Eimil, Laura Manglano, Álvaro Giné y Bruno Parrot de ESO 1B. La particularidad que hace especial el texto que han escrito  es que ensambla la descripción física del personaje con su manera de ser y estado de ánimo.

 

Cuando la leáis fijaos cómo, por ejemplo, al describir la tez pálida del personaje, el narrador va más allá e introduce que la cara iba enrojeciendo por la ira puesto que lleva un rato esperando en la puerta a que Marcus la abra y si hay algo que detesta el personaje es la impuntualidad.

 

¿Qué queremos decir con esto? Que el narrador ha conseguido que la descripción física no sea un mero listado de características sino que tiene como hilo conductor la situación narrativa que se había presentado antes y la continúa: fijaos en cómo termina el texto.

 

Allí estaba ella, elegante y sofisticada con su cara delgada, la frente arrugada por el enojo, su melena negra y brillante que destellaba con la luz del sol, su mirada penetrante y oscura —casi salvaje—, sus ojos negros como el azabache destellaban como relámpagos en medio de la tormenta, llenos de furia. Él sabía que no soportaba la impuntualidad. Su tez pálida iba subiendo de color, sonrojándose por la ira. Se arqueaban sus pobladas cejas y todo su cuerpo se iba poniendo tenso de la rabia. Sus delgadas piernas, sus largos brazos, toda ella con su aspecto alto y atlético, era un puro nervio.

 

 «Todo por mi culpa» pensó él. Ella se lo tomaba como una falta de interés. Marcus la conocía bien y por lo tanto supo a qué venía toda esa rabia. Valentina era inconformista, pero también simpática, sociable y a veces un poco creída. Era valiente como un tigre y alegre como un niño pequeño. Su aspecto serio y responsable le transmitió una extraña inquietud que le recorrió el cuerpo entero con un largo escalofrío. La abrazó con cariño, ella sonrió y todos sus nervios se desvanecieron.

 

 

¡Pistoletazo de salida!

Los equipos Alfa, Beta, Gamma y Delta ya han empezado su andadura en esta aventura de "El libro del tiempo" y están trabajando en la creación de sus personajes. Sólo cuatro competirán en la ronda final y, de ellos, sólo uno será el vencedor.

La Insignia de evidencia conseguida busca equipo y Marcus espera a su compañer@...

 

 

Bienvenidos a la aventura

Nace "El libro del tiempo"

Nace el proyecto de "El libro del tiempo" con la intención de trabajar la lengua castellana en el aula pero de una manera algo distinta: creando, narrando, compitiendo, jugando... aprovechando la narrativa transmedia para aprender. ¡Porque nunca hacemos las cosas mejor y más a conciencia que cuando nos estamos divirtiendo!