Temario del TRIMESTRAL

 

Ya se acerca el momento de realizar el último trimestral de castellano de primero de la ESO. Para poder prepararlo bien, y especialmente para aquellos despistados que no lo apuntaron todo cuando se explicó en clase, pasamos a anotar qué entra en el examen trimestral de este tercer trimestre. Atentos.

 


1.- Formación de palabrasTodo este temario lo tienen en la libreta y en el libro azul de morfología

1.1.- Raíz

1.2.- Morfemas

1.3.- Lexemas

1.3.1.- Flexivos

1.3.2.- Desinencias verbales

1.3.3.- Derivativos

1.4.- Palabras prefijadas

1.5.- Palabras sufijadas

1.6.- Palabras compuestas

1.7.- Palabras parasintéticas (recordad que hay dos tipos)


Recomendación de ejercicios del libro de morfología:

Ej. 2 de la pág. 21 /  Ej. 1 y 4 de la pág. 23 / Ej. 1 y 5 de la pág. 25 / Ej. 1 de la pág. 26 / Ej. 1 y 2 de la pág. 29 / 

Ej. 1, 2 y 3 de la pág. 31 / Ej. 1, 3 y 4 de la pág. 33 / Ej. 1 de la pág. 35 / Ej. 1 y 4 de la pág. 39

Podéis comprobar las soluciones de dichos ejercicios en la parte final del libro.     

 

2.- Vocabulario - Todas las palabras de El libro del tiempo, especialmente las que aparecen en la sección web vocabulario.

 

3.- Leyendas

3.1.- Aparición de expresiones impersonales (Se dice, se cuenta, cuenta la leyenda, etc.)

3.2.- Extensión corta (de 5 a 8 líneas) y, por lo tanto, condensación de la información

 

4.- Tipología textual: el diarioApuntes en la libreta

4.1.- Características

4.1.1.- 1ª persona

4.1.2.- Pasado reciente: PARTICIPIO

4.1.2.1.- Especial atención a los participios irregulares

 

5.- Ortografía


Evidencia 6

Creando palabras (formación de palabras) para bautizar el mundo que El Viajero recorrió antaño y acompañándolas con leyendas increíbles. Atentos a la teoría (Morfemas, lexemas, raíces, prefijos, sufijos, infijos, desinencias verbales, morfemas flexivos, palabras prefijadas, palabras sufijadas, palabras compuestas y palabras parasintéticas).


Ganador de la Evidencia 5

De manera inesperada, un componente de un grupo decidió, por su cuenta, presentar un poema y la clase le ha reconocido el mérito eligiéndolo como ganador. Nosotros, el jurado, por nuestra parte, consideramos que ha logrado transmitir, de una manera bastante veraz, el sentimiento que quería expresar.

¡Felicidades Nahuel, por haber compartido con nosotros esta experiencia!

 

A continuación el poema ganador:

 

BELLOS RECUERDOS 

 

Cuando me necesites estaré junto a ti,

no pienses nunca,

ni un instante

en la traición ni en olvidarme.

 

No lo exageres, ni lo menciones

eres tan bella como mil flores.

Me robaste un beso, me dejaste plantado

¡Hiciste bien! Porque yo ya te habría olvidado.

 

¿Acaso te importaba?

Tu siempre me has ignorado.

Recuerda bien: podría haber sido tu pesadilla

o bien tu maravilla.

 

Ilustrando la aventura

Aquí tenemos la primera ilustración de una de nuestras alumnas de ESO 1 (Carolina García de ESO 1 C) que nos muestra a Marcus y Antonio, en el desván, abriendo el baúl que contiene El libro del tiempo.

¡Muchas gracias Carolina!

En busca de un sentimiento


Nuestros protagonistas se han metido en un buen lío pues, sin quererlo ni beberlo, se encuentran en medio de una justa literaria que les va a reclamar lo mejor de ellos mismos. El rey desea escuchar un sentimiento hecho palabras y eso es una tarea complicada. ¿Podrán Antonio y Marcus encontrar las palabras adecuadas?

Sean bienvenidos a La justa literaria.


Ganadores de la evidencia 4


¡Felicidades al Equipo Beta que ha conseguido la victoria en esta evidencia 4 con un diálogo bastante bien hilvanado y construido! Los autores han sido: Luke McKinley, Natalia Verdú, Álvaro Navarrete y María Cárdenas.


 — ¿Qué diantres hacéis aquí?

Marcus sabía que estaban obligados a responder pero esperaba que a su astuto abuelo se le ocurriera algo.

Al ver que Antonio no reaccionaba, rápidamente y con el lenguaje más apropiado que pudo reunir en tan poco tiempo, espetó:

— Acabamos de completar un viaje para venir a la justa literaria —Marcus tuvo suerte al ver antes aquel cartel que anunciaba esta celebración.

— Esta ya ha empezado, ¿cuál es el motivo de su tardanza? El guardia había empezado ha sospechar.

— Lo sentimos señor, pero este ha sido un largo trayecto que ha durado como mínimo dos meses ya que venimos de Portugal Respondió Marcus, esta vez más seguro de sí mismo.

Antonio al acabar de oír esta última frase se sobresaltó y empalideció completamente. Ahora sí que habían dejado desconcertado al guardia.

— ¿Por qué habláis de una manera tan extraña? —preguntó el desconocido.

Marcus, que aún no se había percatado de su error, dijo:

— Caballero, no le comprendo Miraba al cielo pensativo recordando que podría haber extrañado al guardia.

— ¿A qué se refieren por “dos meses”? Insistía el vigilante.

Marcus enrojeció al ver su despiste e intentó solucionarlo.

— Perdónenos, en Portugal su significado es dos lunas Le contestó recordando lo que le había explicado su profesor de lengua.

El inocente guardia había empezado a creer en sus palabras aunque aún sospechaba de algunas cosas...

— ¿Qué juglares sois?

— Somos los juglares de la corte del Marqués de Villanueva Dijo Antonio con confianza. Esto fue un gran acto reflejo por su parte al observar que Marcus no hubiese sabido contestar con sus escasos conocimientos de historia Un prestigioso Marqués de Portugal.

— ¿Y por qué os hacen portar unas ropas tan extravagantes? Preguntó el guardia con curiosidad.

Esta vez Antonio continuó con el interrogatorio:

— Verá, nuestro Marqués tiene un gusto un tanto peculiar y este es el nuevo atuendo de los juglares.

El guardia, ya convencido, les iba a dejar pasar cuando de repente sus ojos se desviaron al ver un objeto que llevaba Antonio en la muñeca. Extrañado preguntó:

— Antes de dejaros marchar, para qué sirve lo que lleváis en vuestro antebrazo? Lo dijo en un tono un poco burlón, indicándoles que no se le pasaba ni una.

— ¿Esto? Dijo Antonio señalándose el reloj.

El guardia asintió, nieto y abuelo se quedaron en blanco. Pero Marcus en pocos segundos, al tener una desarrollada imaginación, pudo contestar:

— Ese objeto es un amuleto sagrado. Nos fue otorgado al salvarle la vida a nuestro Marqués de Villanueva. Dicen que perteneció a un Santo parecido a Judas que traicionó a Dios, Paúl. Este tiene una triste historia. Cuentan que era un pobre y desafortunado pastor que vivía alejado en una solitaria montaña. Un día su tristeza cesó al enamorarse de una hermosa mujer con la que finalmente se acabo casando. Pero la belleza de su esposa era tal, que el señor del infierno se enamoró de ella y mandó a sus ayudantes la muerte de la doncella para poder estar con ella eternamente. Paúl acudió a Dios en su ayuda y este le respondió regalándole un amuleto Antonio se señaló el reloj— Le dijo que cuando él le acompañara se moverían las agujas y le traería buena fortuna. Pero si le traicionaba o dudaba del poder de Dios se quedaría para siempre en el infierno. Paúl viajó al inframundo en busca de su mujer pero Satanás le contaminó con su maldad impidiéndole salvar a su esposa y encerrándole para siempre en aquel horrible lugar. Su cuerpo y alma jamás pudieron volver pero el amuleto fue encontrado por el padre del abuelo de nuestro Marqués en las ruinas de una casa abandonada y pasó de generación en generación hasta llegar a nuestras manos. Esperemos que hoy nos de buena suerte Marcus consiguió dibujar una sonrisa falsa en su rostro intentando esconder el miedo que sentía interiormente. Esperaba haber convencido al guardia.

El vigilante no había apartado los ojos del reloj durante toda la narración. Marcus y Antonio esperaban impacientes con ganas de saber que haría el guardia mientras un incomodo silencio les envolvía. Finalmente el guardia reaccionó y una sonrisa invadió su rostro. 

¡Atención ilustradoras!


Vuestra primera tarea como ilustradores de EL libro del tiempo consistirá en...

  • Ilustrar el descubrimiento del libro dentro del baúl que tenía las marcas AE
  • Ilustrar el momento en que los personajes son absorbidos por El libro del tiempo

La fecha límite de entrega será el próximo viernes 24 de abril. ¡Suerte!


¿Cómo es Sandra? ¿Y la habitación de Antonio?

 

Sandra, la madre de Marcus; esa persona que ha sido importante en nuestra historia sin aparecer siquiera en ella. No ha dicho nada, no hemos leído ni una línea de El libro del tiempo en la que aparezca pero, en cambio, sabemos muchas cosas de ella. Veamos cómo la ha descrito la ganadora de este reto, Carolina García Simón, de ESO 1 C:

 

Sandra esperaba ansiosa delante de una puerta grande de madera pintada de blanco. Acercó su pálida y delicada mano como el resto de su cuerpo al timbre, y lo presionó un simple e insignificante segundo con los nervios a flor de piel. Sé tocó el pelo en un desesperado intento de colocar un travieso mechón de su enmarañada melena color caoba detrás de su oreja, pero el fuerte viento procedente del sur no tardó en despeinar a la joven mujer, que ya no sabía qué más hacer para mantener su pelo a raya.

Sus grandes ojos oscuros observaban su reflejo en un charco que ocupaba una extensa parte del camino de tierra que llevaba a la casa, donde vivía alguien muy importante para Sandra, alguien que la había ayudado a olvidar a su difunto marido, y se fijó en que su alto y esbelto cuerpo estaba más delgado de lo normal. En la mano izquierda sujetaba férreamente un maletín negro donde guardaba los muchos papeles que en teoría debería estar estudiando minuciosamente para el juicio que le tocaba defender al día siguiente.

Lentamente la puerta se abrió con un leve crujido, los rosados y carnosos labios de Sandra se abrieron para susurrar: <<César>>.

 

Proseguimos con la habitación del abuelo Antonio, uno de los protagonistas de nuestra historia. Veamos cómo la ha descrito Alba Campos Pérez, de ESO 1 A:


La habitación de Antonio y su mujer era muy acogedora. El suelo era de parquet y relucía como un espejo. La estancia estaba impoluta, ni una mota de polvo rozaba el suelo. Tenía un estilo rústico y diáfano.

En el medio de la sala había una cama con una colcha roja de flores. Una mesita que se había ido envejeciendo a lo largo de los años aguantaba el peso de un álbum de fotos que guardaba recuerdos de cuando Arthur, el padre de Marcus, estaba vivo. Un rayo de luz potente entraba desde una pequeña ventana que se hallaba encima del ancho colchón. Tres libros descansaban encima de una estantería rígida y robusta. En uno de ellos se podía leer el título “ La torre de los espejos es el sendero de vuelta a casa”. Era bastante interesante. Dentro de un armario de madera que ocupaba toda la pared, brillaba un objeto que a pesar de toda la ropa que había dentro se podía distinguir: era una llave dorada. Esa habitación estaba llena de misterios.

 

El equipo ganador de la evidencia 3 es...


Ahora sí, por fin, tenemos a los ganadores de la evidencia 3. Veamos pues, sin más dilación, qué le sucedió a Arthur, el padre de Marcus e hijo de Antonio.

¡Felicidades, pues, a Angela Canalís, Martina Codina, Ingrid Batsums y Marc Falcó de ESO 1 C por esta evidencia!


Contenidos del trimestral


  • La descripción de personas
    • El adjetivo
    • Estructura de la descripción
    • La comparación
    • Ficha 1
    • Ficha 2
  • La descripción de lugares
    • Teoría apartado 3
  • La noticia
    • Estructura de la noticia
    • Citas
    • Ficha 4
  • Vocabulario

Una noticia del pasado


Marcus y Antonio han hallado un misterioso libro dentro del baúl que lleva inscritas las iniciales de Arthur. En su interior, como si de un punto de libro se tratara, había un viejo recorte de periódico. Tras echarle una ojeada Marcus ha descubierto una verdad muy inquietante: su madre le ha engañado todo este tiempo. Arthur no murió en un accidente; desapareció pero... ¿cómo?


Tras la actividad de "La noticia desmontada", nuestros alumnos y alumnas deberán enfundarse el traje de periodistas y redactar la noticia que Marcus y Antonio han encontrado en el desván. ¿Qué misterios sobre la desaparición de Arthur descubrirán gracias a ese viejo recorte de periódico? ¡Bienvenidos a la #Evidencia3!

Ganadores de la Evidencia 2


El jurado de El libro del tiempo se complace en anunciar al equipo ganador de la evidencia 2: el desván. En esta ocasión, la evidencia ha sido colgada de una manera especial. Atentos al siguiente vídeo:

¡Enhorabuena a Álvaro Navarrete, María Enrich y María Cárdenas de ESO 1 B por esta victoria!

Si os fijáis, se han centrado en describir el desván y han aprovechado elementos narrativos para hacerlo. Es un todo que nos da una idea muy clara de cómo es la estancia que tan celosamente guardaba la madre de Marcus.


Al abrir la puerta de la estancia secreta, no pudieron ver con claridad el lugar debido a la densa capa de polvo que inundaba la olvidada habitación, pero la tentación de ver lo que había dentro era tal que decidieron entrar.

La primera impresión de Marcus fue de sorpresa al ver que la habitación ofrecía un aspecto intimidante a lo que contribuía el débil haz de luz de la vieja bombilla. Su tintineo hacía bailar a las sombras.

Marcus miró a su abuelo pero Antonio no le prestaba mucha atención pues su mirada estaba fija en el álbum de fotos de su querido hijo y sus pensamientos estaban ocupados recordando aquellos viejos tiempos. Antonio, rápidamente, se acercó al libro mientras finas lágrimas le caían por la mejilla. Marcus creió conveniente no intervenir y se decantó por la idea de acercarse a investigar un viejo armario pegado a la amarillenta y rugosa pared, ya que era uno de los pocos objetos que atraían su atención dentro de la habitación.

El techo, cubierto por un amplio ventanal mugriento por el paso de los años, apenas iluminaba la caótica habitación. Unas altas y envejecidas paredes, sorprendentemente sosas, le envolvían. 

El chico caminaba procurando no romper el inestable suelo granulado. La humedad de la sala, que dejaba sus manos ásperas, había estropeado los muebles y ahora estaban desgastados.

Mientras Marcus se acercaba al armario se fijó en lo vacía que estaba la habitación, con tan solo un escritorio donde se hallaba la máquina de escribir de su padre, ya que anteriormente había sido periodista, y unas cajas en las que seguramente la madre de Marcus había guardado las pertenencias del fallecido. Al abrir el viejo armario se encontró con una gran cantidad de cartas de Arthur destinadas a su madre escritas durante los largos y constantes viajes de su padre.

Marcus se fijó en que bajo un pilón de cartas había algo escondido. Con las iniciales AE inscritas en él halló un baúl....


Y ahora... ¿qué encontrarán en ese baúl que luce las iniciales AE?

¡Atención ilustradores!


No son pocos los alumnos de ESO 1 que están interesados en ser los ilustradores de El libro del tiempo pero antes de tomar una decisión, el jurado querría ver vuestra destreza a la hora de dibujar.

¡Es por ese motivo que buscamos nuestra primera ilustración: Marcus!

¿Recuerdas como es nuestro protagonista? A todos se nos viene a la mente esa nariz aguileña pero en el texto inicial aparecían más datos sobre él (recuerda que lo puedes volver a leer aquí).


Si quieres ser uno de los ilustradores de nuestro proyecto, tienes hasta el viernes 6 de febrero para hacernos llegar tu versión de Marcus. Puede ser a mano o a ordenador pero recuerda: debe ser completamente original. No busques nada de Internet... ¡hazlo tú mismo!


Fecha límite: 6 de febrero

Ilustración: Marcus

Antonio y su amigo... ¡Oliver!


¡Por fin tenemos vencedor de este desafío 1 de El libro del tiempo! Ha sido una tarea ardua porque los tres finalistas han presentado descripciones de gran calidad teniendo en cuenta que solo disponían de 100 palabras. Enhorabuena a Carolina García (ESO 1 C) y Ana Torres (ESO 1 B) por haber llegado a la final.

 

Demos la bienvenida a nuestro nuevo personaje secundario el #YayoOliver, inspirado en Oliver Soar de ESO 1 A.

 

Marcus vio a su abuelo Oliver, que sonreía de oreja a oreja debajo de su barba blanca. El hombre posó su mano, llena de cicatrices ya que le encantaba cocinar, sobre el hombro de su nieto. Sus ojos azules, detrás de un sutil par de anteojos, estaban llenos de alegría. Su constante buen humor era contagioso y Marcus se encontró sonriendo también. Debajo de una nariz rota por el rugby, la boca de Oliver era tan expresiva como sus ojos; había aspirado a ser actor y nunca perdió la actitud de uno.

 

Recordad que las palabras remarcadas en rojo pasan a formar parte del glosario de vocabulario que deberéis aprender y que podéis encontrar aquí.

Se busca... ilustrador

¿Te gusta dibujar? ¿Eres diestro con un lápiz en la mano? ¿No hay cara que se te resista si te propones dibujarla? ¿Crees que puedes aportar algo más que palabras a nuestro proyecto?

 

Si es así, El libro del tiempo te necesita. Buscamos ilustradores que puedan dar forma y color a nuestros personajes y aventuras.

 

¡En breve tendrás noticias!

 


Difícil decisión en el Desafío 1

El jurado está leyendo y seleccionando vuestros desafíos. Se trata de una tarea más compleja de lo que puede parecer y todos vuestros escritos merecen nuestra atención por lo que, tal vez, la decisión final se retrase un poco. No obstante, no os preocupéis, y centrad vuestra atención en la Evidencia 2.

Arranca la evidencia 2.- El desván

Empieza la evidencia 2.- El desván. Ahora mismo, en nuestra historia, tras la puerta al final de las escaleras no hay nada, sólo un inmenso vacío que vosotros deberéis llenar con vuestros escritos. Como si de arquitectos se tratase, cada uno de los grupos deberá crear el desván de la casa de Marcus, pero en vez de mapas y complejos cálculos matemáticos, tendréis palabras; esas serán vuestras herramientas para dar forma a ese lugar que Sara, la madre de Marcus, guarda celosamente bajo llave. ¿Qué secretos aguardan a Marcus y Antonio?

 

Recordad que vuestros redactados deben acabar cuando Marcus y Antonio encuentren un viejo baúl con las iniciales AE inscritas en él. 


En el apartado de Teoría tenéis la lista de adjetivos que se proyectaron en la pizarra la primera sesión de esta segunda evidencia.


Desafío 1.- ¿Y si el abuelo fueras tú?

¡El primer desafío de El libro del tiempo 2015-2016 ya está aquí! Tras la puerta de la casa de Marcus está Antonio, su abuelo... pero ¿qué habría pasado si al abrir la puerta, Marcus se hubiera encontrado contigo? Pero no el tú de ahora, estamos hablando de ti dentro de muchos años, cuando seas un abuelo como Antonio. ¿Serías capaz de describir cómo crees que serás cuando seas mayor? Tienes un máximo de cien palabras para intentarlo.

¡Recordad que el vencedor no solo aportará medio punto a su equipo, además podrá pasar a formar parte de la aventura como el mejor amigo o amiga del abuelo Antonio!

 

Tenéis hasta el viernes 23 para entregar vuestro escrito. Podéis hacerlo a mano o vía email (proyecto@ellibrodeltiempo.com).

¡Adelante! ¡ A ver qué tipo de abuelos seréis en el futuro!

 

ATENCIÓN: No se trata de enviar una descripción hecha rápido y corriendo; podéis hacerlo en casa, con Internet, diccionarios y varios días de margen... por lo que, a cambio, se os exigirá un mínimo de calidad. Cuando os pongáis a hacerlo pensad en lo que se ha hablado en clase, en las fichas de la evidencia 1, en ser concretos, en la estructura de vuestro pequeño redactado y en que sea un todo y no solo la suma de frases (por favor, no escribáis lo primero que se os venga a la cabeza).


Recordatorio a los Secretarios

Los secretarios de la Evidencia 1.- La descripción de un personaje, tienen hasta el viernes 23 de enero para enviar su redactado a la cuenta de correo de El libro del tiempo (proyecto@ellibrodeltiempo.com) así como a las cuentas del resto de integrantes del grupo de trabajo con las correcciones realizadas.

Veredicto Evidencia 1


Equipo DELTA



El jurado quiere felicitar a Nahuel Angelone, Jordi Borrull, Anna Comella y Andrea Estèvez del equipo DELTA por el escrito presentado. No solo describen muy bien al que será protagonista de nuestra historia sino que también crean una atmósfera y nos transmiten una parte de la relación que hay entre ellos. Las palabras en rojo, como aportación de vocabulario del grupo ganador, han quedado anotadas en el apartado Vocabulario junto con su definición.

Leed atentamente y disfrutad del relato ganador:

 

Rápidamente bajó las escaleras y entró en la cocina, donde reinaba el silencio, y arrastró una silla hasta la entrada de la casa. Se subió tambaleando y miró por la mirilla. En el rellano esperaba calmadamente su abuelo, Antonio, una persona de lo más predispuesta y alegre. Antonio miraba a su nieto con unos ojos concentrados y azulados como los siete mares. Vivía los días intensamente, sin desperdiciar ni un solo segundo. Iba tapado con una bufanda y una boina que dejaban invisible su pelo blanco como la nieve de invierno ya que siempre tenía frío, aquel día había elegido unos zapatos negros y discretos como él.

 

Marcus se apresuró a abrir la puerta, cuando un intenso rayo de sol entró por la claraboya del rellano e iluminó el rostro de su abuelo, arrugado a lo largo de los años, una boquita pequeña y firme sonreía con su dentadura amarillenta y desigual, ya que durante muchos años fumó. Encima se posaba una naricita aguileña de familia  y roja por el frío intenso de esa época.

 

El abuelo de Marcus era una persona de lo más divertida e infantil y Marcus siempre tenía el juego de parchís preparado para cuando él venía. A Marcus le encantaba que su abuelo viniera cuando su madre no podía cuidar de él los fines de semana, porque siempre tenían algo interesante que hacer o algo interesante de lo que hablar. Su abuelo era muy listo y por eso siempre que iban al parque le contaba  hechos interesantes de los pequeños animales o insectos que merodeaban por allí.


Marcus, le invitó a pasar, las  manos de Antonio, delicadas y gélidas por la brisa fuerte del viento, le abrazaron sutil y cariñosamente. Marcus le devolvió la caricia con  gran alegría y se abalanzó sobre él. Estaba ansioso por verle otra vez después de una semana.

 

Demos, pues, la bienvenida a Antonio, el abuelo de Marcus. ¿Qué grandes cosas aportará a nuestra aventura este abuelo de espíritu joven que gusta de plantear y resolver enigmas y que, a pesar de su edad, posee una mente muy aguda?

 

El Libro del tiempo, edición 2014-2015, ha comenzado. El alumnado de ESO 1 ya ha empezado a vivir esta aventura literaria conociendo a Marcus, nuestro joven protagonista, un sábado por la mañana. Con un pequeño escrito ya hemos descubierto muchas cosas de él, de su forma de vivir, de su pasado, de su forma de ser... pero todo ello se ve interrumpido por la llegada de un nuevo personaje, uno que va a acompañar a Marcus en la mayor aventura de su vida. ¿Quién será el que aguarda tras la puerta de entrada de la casa de Marcus? ¿Una joven chica? ¿Un amigo de toda la vida? ¿Un vecino? ¿Un familiar? ¿Un profesor?... La decisión está en las manos de los alumnos de ESO 1 pues ellos serán los que, a golpe de bolígrafo o a tecla de ordenador, creen la parte más importante de esta historia.